No te pierdas estos remedios caseros para los pies secos y talones agrietados

¿Tienes los pies secos? ¿Te pican? ¿Y además ha provocado esto que tus talones se agrieten? Estos problemas son más comunes de lo que piensas ya que todos los sufrimos en diferentes grados. Esto se debe a que la piel de los pies no tiene la cantidad de glándulas sebáceas que tienen otras partes del cuerpo y por lo tanto hay menos humedad.

Hoy te traemos una serie de remedios caseros que ayudarán a tratar tus problemas de piel seca y talones agrietados de forma rápida y sencilla.

1- Jugo de limón

El ácido de los limones ayuda a disolver la piel muerta por lo que se recomienda remojar los pies en jugo de limón al menos durante 10 minutos antes de frotar con una esponja para quitar la piel seca.

2- Aceite de Oliva

Sus propiedades hidratantes son perfectas para la piel. Añade unas gotas de aceite de esencia de lavanda o limón para potenciar los efectos curativos. Combina los ingredientes elegidos y agita hasta que obtengas una mezcla uniforme. Aplica la crema casera en tus talones agrietados.

3- Vaselina

La vaselina es un producto hidratante por lo que masajear vaselina en tus pies te proporcionará grandes beneficios. Lo mejor es aplicarla por la noche y dormir con calcetines de algodón lo que permitirá que penetre en tus pies. Asegúrate de enjuagar los pies a la mañana siguiente.

4- Azúcar

Mezcla partes iguales de azúcar moreno con aceite para para crear tu propia crema exfoliante. Aplícala en tus pies y deja la crema actuar unos 10 o 15 minutos antes de enjuagar tus pies.

5- Miel

Las enzimas naturales de la miel pueden ayudar a curar los pies y sellar la humedad. Remoja los pies en agua tibia mezclada con miel. Después de 15 minutos notarás tus pies más suaves.

6- Leche

La leche es rica en vitamina A y otros nutrientes que mantienen la piel sana y brillante. Baña tus pies en una mezcla de leche y agua caliente para eliminar células muertas de la piel.

7- Aceite de sésamo

Contiene vitamina E y diferentes tipos de ácidos que pueden ayudar a tus pies. Remoja los pies en agua tibia durante 10 minutos y luego frota el aceite sobre tus pies. Lo mejor es aplicarlo todas las noches antes de dormir.

8- Cúrcuma

Es realmente efectivo para personas cuyos pies secos son causa del conocido pie de atleta. Mezcla 3 cucharadas cúrcuma en unas gotas de aceite de coco y aplica la solución a tus pies. Déjala reposar durante 20 o 30 minutos y luego enjuaga los pies con agua tibia y jabón.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *