Blanquea tus Ollas sin importar lo viejas que se vean ahora!

En este dia te voy a compartir algunos tips de cómo lavar ollas sucias y quemadas. Incluso cuando se tienen ollas de gran calidad, a veces sucede que por abandono, o por diferentes motivos nuestras ollas no se encuentran en las mejores circunstancias y es que hay alimentos difíciles de sacar en el lavado y situaciones en el que nuestras ollas parecen haber lidiado una ardua batalla con el fogón. Por eso hoy te invitamos a descubrir cómo limpiar ollas sucias y quemadas en tu propia casa.

1.- Remoja tus ollas
Una recomendación con la que no hay pierde a la hora de lavar ollas es dejarlas remojando. Por más complejo que sea quitar el sucio, el remojo favorece mucho a suavizar diferentes partículas. Este recurso del mismo modo funciona cuando se trata de ollas quemadas. Deja tus ollas quemadas o sucias remojando por un par de horas y verás cómo será más fácil empezar con el aseo de las mismas.

2.- Calienta agua en ellas
Si la táctica precedente no funciona, otra recomendación es no solo ubicar agua en tus ollas, sino asimismo ańadir un poco de detergente en ellas y llevarlas al fogón por unos 15 minutos, poco más o menos. Al hacer esto lo que se quemó en tus ollas serás más fácil de quitar, además, al hervir el agua con detergente o cloro, evitas que el aroma de estos se quede en ellas. Cuando ya haya pasado el período de hervor, lleva la olla al fregadero y procede a lavarlas con ayuda de una esponja de metal. Este procedimiento es sumamente efectivo, en especial cuando se lidia con ollas quemadas por caramelo, por ejemplo, y de mucha ayuda para el aseo de ollas de aluminio.

4.- Usa vinagre y bicarbonato
Pese a que los pasos anteriores son sumamente efectivos para limpiar ollas, a veces, hay suciedades más caprichosas, para esos casos mezclar 1 taza de agua, 1 taza de vinagre y 1 cucharada de bicarbonato y llevar la olla a hervir por 5 minutos es la mejor elección.

Este método de limpieza es sumamente eficaz para la limpieza de ollas de acero inoxidable. Ten presente para este método de limpieza tener el fogón a fuego lento y remover suavemente la grasa con ayuda de una espátula o cuchara de madera mientras va calentando.

5.- Limón para evitar rayones en ollas antiadherentes
Cuando las ollas antiadherentes se rayan ya no se pueden usar igual, por eso hay que evitar rayones en ellas a toda costa. Esto se hace difícil cuando se queman alimentos en ellas, por eso, para limpiar ollas quemadas de este tipo, nada mejor que usar jugo de limón.

Exprime tres limones en tus ollas antiadherentes quemadas, hierve a fuego medio por unos minutos y deja reposar toda la noche, verás que al despertar solo deberás usar una esponja suave para que la grasa y los alimentos quemados se hayan despegado.

Espero que esta información te ayude a tener las ollas limpias que tanto deseas conseguir

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *